miércoles, 20 de febrero de 2013

Nuestro paso por el hospital …

Chicas, no os imagináis los días tan malos que hemos pasado!!!

Desde que Mateo cumplió el año, dejó de engordar de forma regular y el tema se puso serio cuando en los tres meses del pasado verano mi bombón empezó a tener diarreas periódicas y sin razón aparente, que provocaron que en ese tiempo sólo engordase 20 míseros gramos!!!

Tras hablar con la pediatra, que he de decir que es un encanto, decidimos hacer un estudio completo que incluía varios cultivos y análisis de sangre.

En estas pruebas que se le hicieron saltaron como positivos varios marcadores del gluten, así que empezamos todo el procedimiento para que le hiciesen al peque la biopsia intestinal que determinará si el gluten pasa a no ser bien recibido en esta casa.

Tras varios meses de pruebas, consultas con el cirujano pediátrico y consulta con el anestesista, el lunes por la mañana recibimos la llamada del hospital para avisarnos que el peque ingresaba ayer para realizar la prueba.

Uffffff …. qué mala me puse al pensar que ya era inminente …

Y llegó el día claro … el tiempo no se detiene para nadie …

Desayunó con papi muy tempranito y a media mañana nos fuimos para el hospital.

El todo tranquilo y sin perder la sonrisa en ningún momento … bendita inocencia!!!

Y tengo que deciros que para sorpresa de “los papis”, nuestro pequeño ganchito estuvo muy tranquilo y se portó genial, pese a pasar muchas horas desde que ingresó hasta que lo bajaron a la prueba. En las que además no pudo ingerir ni líquidos ni sólidos … pero no hay nada que un rico “tete” no pueda paliar … jajaja … y él que sabe que sólo los tiene cuando duerme … le supo el chupete a gloria!!!

Aquí está mi niño ya en el hospital explorándolo todo!!!

20130219_135737-1

Cuando vino el celador a buscarlo se nos paró el corazón, pero nos dejaron acompañarlo hasta la entrada del quirófano y eso lo agradecimos muchísimo.

Qué horror ese momento, que ves que se lo llevan … Horrible!!! Y aunque fue mucho más llevadero gracias a que él se fue jugando con el cirujano y su equipo, tú sabes que lo va a pasar mal cuando vea que los papis ya no están y que lo agarran para pincharlo y la anestesia …. qué malita me puse en cuanto entramos en el ascensor nosotros … me abracé al papi y lloré lo que no os imagináis.

Pero ya lo hemos pasado … la prueba se terminó, despertó de la anestesia al principio un poco asustado, pero nada que un abrazo de los papis no consuele y cuando subió a la habitación tras la prueba estaba muy tranquilo y parecía que alguien le había explicado que no tenía que mover mucho el brazo de la vía ni tocarla, porque no lo hizo en ningún momento. Qué orgullosos estamos de nuestro niño que se ha portado genial!!!

Y ya estamos en casa chicas … la semana que viene nos confirmarán si es o no alérgico al gluten, aunque por lo que nos ha dicho el cirujano hay muchas posibilidades de que si, pero eso ya lo afrontaremos en su momento.

Esta imagen que a mí me encanta es la que tuve en mente en todo momento.

IMG_2499-2

Quiero desde aquí decirle GRACIAS a mi marido por estar siempre ahí cuando lo necesito, por ser mi mejor amigo, mi compañero, por hacer que el peque y yo nos sintamos protegidos en todo momento, por ser el mejor padre que Mateo podía tener, porque sabe hacerme ver la parte positiva o menos mala de todo … GRACIAS.

Y GRACIAS también de las grandes y de las que se dan desde el corazón a Eugenia que estuvo al otro lado del teléfono disponible en cada momento que yo necesitaba desahogarme e hizo que la sintiese a mi lado a pesar de estar físicamente separadas por cientos de kilómetros.

6 comentarios:

  1. pobre pequerrechin, y pobres papás...los niños no deberían pisar nunca un hospital , solo para "nacer" , si yo pudiese cambiar el mundo sería uno de los cambios que haría!!!
    Cuando CArlota tuvo 5 meses, tuvo meningitis...meningitis,palabras mayores...la peor semana de mi vida con diferencia, allí aislados, en fin...vi casos peores de niños que llevaban meses allí metidos, entiendo como te has sentido, un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo Carmen, los niños no deberían enfermar, para eso ya estamos los mayores. Qué penita más grande da verlos pachuchitos y con la vía puesta!!!
      Mi marido pasó por una meningis con tres añitos, que como bien dices, son palabras mayores y mi suegra siempre dice que no recuerda haber rezado tanto como en el momento que le dijeron que su vida se decidiría esa noche ... dice que pensó morirse y es un sentimiento que comprendes perfectamente cuando eres madre.
      Un abrazo gigante y gracias por comentar que se que apenas tienes tiempo a nada.

      Eliminar
  2. Hola Lara!
    Ya ha pasado todo y como todo hay que mirarlo por la parte positiva, ha sido por el bien de Mateo. En cuanto sepáis lo que es estaréis más tranquilos porque ya podéis "luchar" contra eso.
    Besos y ya nos contarás.
    Mamen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ya pasó. Ahora que nos digan a qué alimento tenemos que cerrarle las puertas de casa y sin más miramientos lo plantamos fuera!!!
      Besos grandotes.

      Eliminar
  3. La verdad es que se pasa muy mal cuando a uno de tus hijos le pasa algo, aunque sea una cosita de nada. Comprendo perfectamente tú angustia.
    Si Mateo al final es celiaco no te preocupes. Es un poco lioso al principio pero después no es tan complicado. Soy cocinera en un colegio y tengo muchos niños celiacos así que algo te puedo ayudar. De todas las maneras acude a la asociación de celiacos de tu ciudad, ellos te ayudarán muchísimo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como tú dices Gema, aunque sea una chorradita se sufre un montón, pero ya pasó y ahora a echar de casa al gluten (porque casi al 100% que es el que nos está causando el problema)y le cerraremos la puerta para que no vuelva más. Los papis también echarán de sus vidas a ese alimento dañino para solidarizarnos con el peque!!!
      Un beso y gracias por tus palabras que siempre ayudan.

      Eliminar